• hoyconbabby

La importancia de criar niños bilingües, orgullosos de sus raíces latinas


Somos muchos los padres latinos que tenemos la dicha de vivir y criar a nuestros hijos en Estados Unidos y uno de nuestros máximos objetivos es lograr que nuestros pequeños crezcan en ambientes bilingües para que la lengua de sus padres no se pierda y se sientan orgullosos de sus raíces latinas. 


Tengo la bendición de tener unos padres que impulsaron a todos sus hijos a que aprendieran un segundo idioma. En este caso fue el inglés, sin embargo, a pesar de aplicarme mucho en la escuela e incluso haber pasado clases particulares, no fue hasta que cumplí los 16 años y me fui de intercambio que aprendí hablar con fluidez este idioma. Y es que indudablemente, la mejor forma de aprender una segunda lengua es estar inmersa en la cultura donde se habla, se escucha y se respira esa lengua. 


Por esta razón, considero que mi hijo tiene una oportunidad increíble, pero depende de nosotros sus padres. Él nació en Estados Unidos pero sus dos papás hablan español, son originarios del mismo país (Bolivia) y por lo tanto por sus venas corre sangre latina. En este caso, me gusta pensar que mi hijo está de intercambio en mi hogar y yo tengo el deber de asegurarme que pueda escuchar, respirar y empaparse de la cultura de sus padres para que eventualmente hable español y se sienta orgulloso de sus raíces. 


Al mismo tiempo que escucha a sus papás hablar español, está constantemente expuesto al inglés, ya que sus hermanos mayores lo hablan fluidamente porque todos nacieron en los Estados Unidos. Mi hijastra de 17 años entiende a la perfección el español, pero es la que menos se anima a hablarlo, sin embargo, en la escuela, le va muy bien en la materia de español porque sus padres siempre le hablaron en su idioma y su mamá siempre vio muchas telenovelas con ella.


Por otro lado, mis dos hijastros de 9 y 10 años están en una escuela de inmersión donde el castellano es el idioma que más utilizan en sus tareas y siempre les pedimos que le hablen en él a su hermanito menor aunque terminen hablando más en inglés. 


Finalmente, en la casa, mi esposo y yo le hablamos a mi hijo en español e incluso tratamos de exponerlo a canciones infantiles en nuestro idioma y también lo escucha en las vídeo llamadas diarias con sus abuelos en Bolivia que son diarias.


Mitos sobre los niños bilingües 


Como muchas mamás he escuchado muchas opiniones alrededor de la crianza de niños bilingües, seguramente tú también te has topado con una que otra persona que te ha dicho:

 

“Los niños que aprenden dos idiomas al mismo tiempo, tardan más en hablar o tienen problemas en hablar con fluidez” 


Falso, que tu hijo o hija aprenda hablar con mayor fluidez no depende de su exposición a un segundo idioma. La mayoría de los niños dicen sus primeras palabras “mamá” y “papá” alrededor de su primer añito y a partir de su segundo año, ya comienzan a poner dos palabras juntas. Si sientes que tu bebé no está desarrollando con normalidad su capacidad del habla, debes consultar a tu médico y seguir tu instinto de madre. 


“Si usas los dos idiomas en una sola oración ayudas a que aprenda más rápido, dos idiomas por ejemplo: ¿Quieres comer chicken?” 


Falso, muchos expertos en el tema dicen que si recurrimos a mezclar dos idiomas en una misma oración hacemos que el niño se confunda porque no puede distinguirlos. Albert Costa, psicólogo y autor de El cerebro bilingüe dice que hay que entender que el bilingüismo hace que nuestro cerebro mejore su capacidad de separar dos códigos y se concentre en uno sólo sin que el otro interfiera. Por lo tanto, es importante que en las primeras etapas de aprendizaje seamos claros con lo que les decimos a nuestros hijos, de ahí la importancia de hablarles con normalidad y no imitando el lenguaje de bebé o mezclando idiomas en una misma oración. 


“Si tu hijo aprende primero español, cuando vaya al colegio se retrasará porque si es un colegio donde sólo se habla inglés no entenderá lo que está pasando” 


Falso, ese dicho que dice que los niños son como esponjas es muy cierto. En mi casa, mis dos hijastros están en un colegio de inmersión dónde el español es la lengua más importante. El mayor tuvo la suerte de estar en esa escuela desde Kínder, pero su hermano menor sólo pudo ingresar para el Primer Grado porque su edad no le permitía ingresar a Kínder, así es que para que no perdiera un año lo tuvimos que meter en un Kínder donde se hablaba inglés y esperar al siguiente año para poder ingresarlo en la escuela de inmersión.


Estábamos preocupados porque él no tenía un buen nivel de español, pero pacientemente fuimos reforzando que el aprendiera a leer en español en la casa. Al siguiente año, para los 3 meses de haber comenzado el Primer Grado en la escuela de inmersión ya entendía todo y no se retrasó en la escuela, sino que más bien es uno de los primeros de su clase. 


Indudablemente, como padres tendremos muchos desafíos en la crianza de niños bilingües, sobre todo que hablen el idioma, se sientan orgullosos y comprendan las ventajas que tendrán el futuro.

26 views

JOIN MY MAILING LIST

© 2023 by Lovely Little Things. Proudly created with Wix.com